Featured image

En la época en que hice mis estudios de primaria, cuando no había ni maternales ni preescolar, porque las madres cuidaban a sus hijos en casa y no sacaban a sus polluelos de debajo de sus protectoras alas, sino cuando ya despues con una señorita que te enseñaba las letras , los números y sílabas, a su casa, a tres más alla de la mía , ibas con tu sillita a sentarte bajo un alero abrigador , al lado de un tinajero cuya piedra filtraba gota a gota el agua en el bernegal igual que gota a gota se metía en tu cabeza el conocimiento … La que me enseñó a mi mis primeras letras se llamaba Melania… llegue hasta ella en la eternidad mi recuerdo.

Hoy ya vemos a estas graduandas de toga y birrete iniciando la subida hacia el saber. La instrucción !. Que es por antonomasia el futuro de los países y de sus pueblos .Algunos estos actos lo consideran un gasto superfluo . La verdad yo lo encuentro muy alentador .

Ni siquiera los niños en su inocencia dejan de percibirse como triunfadores abrazados a sus galardones . Ese es un buen signo que en mi alma de docente anida y me congratulo con todos los colegios, hasta el más humilde que imparte enseñanza a aquéllos niños que no estudian en colegios privados y que por iniciativa de sus maestras y colaboraciones de los padres hacen de estos eventos algo hermoso .

Ayer cuando a Valeshka Alejandra,<< a quien le digo mi nietecita>>, y que forma parte de la pléyade de biznietos que Dios me ha concedido le decía : Estoy asombrada de cuánto has aprendido, me contestó : ” no te asombres abuela, alégrate”

Linda frase en boca de una niña tan pequeña, y que tiene la ventura de poder estudiar , y cierto que hay que alegrarse porque la única herramienta para ser libre en el mañana, es la instrucción .

giralunaelba